2021

Mujeres en la Colección

Premio Salón de Julio -60 años-

TRADICIÓN Y SUBVERSIÓN

Una mirada a las prácticas y producción de las mujeres artistas que participaron en el Salón de Julio de Guayaquil desde 1959, arroja una diferencia de casi 20 años entre su creación y la primera vez que se premió, con un segundo puesto, la obra de una mujer. El largo tiempo transcurrido hasta que “Estructura en el fondo del mar”, de Mariella García, obtuviera en 1978 un lugar en este emblemático espacio para la vanguardia del arte nacional, no es más que una muestra del mundo profundamente dividido que establece la sociedad patriarcal. Tradición de una modernidad que se alzó en torno al progreso, el individualismo y la ruptura con la naturaleza.

En esta sala, se muestran las 11 obras ganadoras y una Mención, adquirida posteriormente por el museo, pertenecientes a 10 artistas. Han sido 58 los episodios de un certamen donde también participaron una cantidad de obras y propuestas de artistas mujeres, de las que no se guarda ningún registro. Así, transcurridos 40 años, solo dos veces se otorgó el Primer Premio a una mujer, en los años 1981 y 2001. Ante estas evidencias, surge una interrogante inevitable: si existen mujeres en el arte ¿por qué es tan poco representativa su participación en un certamen nacional tan destacado?

El recorrido de esta exposición nos muestra procesos históricos, no solo desde la complejidad que representa la división de géneros, sino que guarda la intención de visibilizar la ausencia y marginación de la mujer en el arte local. Asimismo, es notable que las obras expuestas surgen a partir de una estética de representación que señala el cuerpo femenino como ancestral repositorio de emociones, receptáculo de violencia, lugar y espacio para la nostalgia, el deseo y la represión social.

Matilde Ampuero, Curadora